Taludes

El gunitado tiene muchas aplicaciones. Siempre se ha aplicado con mallazo, ahora se utilizan fibras de acero o polipropileno para aumentar la resistencia y evitar la fisuración.

¿Qué son los taludes?

Talud es un término que hace referencia a la inclinación que presenta un terreno, es decir, a la pendiente de un terreno que se encuentra en perfecto estado de estabilidad.

Según la forma de llevar a cabo el talud, se distingue:

  • Talud natural: es la propia pendiente del terreno.
  • Talud artificial: utilizado para procesos de urbanización o en las obras.

El análisis de la estabilidad de un talud es fundamental, ya que un desnivel podría alterar la estabilidad del terreno. En general, la inclinación de un talud no debe superar los 45º.

¿Cómo se hace un talude?

Los taludes artificiales se pueden realizar por:

  • Desmonte: se sustrae terreno.
  • Terraplén: mediante la adición de tierra que permite elevar la pendiente y formar un punto de apoyo. Para ello, es necesario preparar la superficie de asiento, realizar una extensión seguida de desecación y compactación. Por último, se procede al refinado y coronación.

Por otro lado, están los muros verdes, una colocación de mallas de plástico que se anclan en el terreno. El objetivo de estas mallas tridimensionales es proteger el suelo, ya que evitan la erosión. Además, crea una capa de enraizamiento, en la cual se puede colocar un sustrato que favorezca el crecimiento vegetal.

Gunitado de un talud en la A-7 en el año 1998.El mismo talud en el 2005

Estabilizacion de taludes

Siempre con medios mecanicos segun normativa

I TAMBIEN CON COLORANTE VERDE

COLORANTES, DRAMIX CADA DIA MAS COSAS.